Notables, sabios y políticos

La comisión de expertos que nombró el Presidente de la República tiene la gran oportunidad de pasar a la historia como lo hicieron los grandes de la Constituyente del 91.

Toda crisis, toda copa rebosada, toda ruptura, trae consigo la obligación de encontrar soluciones. Convivir con los problemas, ignorar las crisis, no nos permite evolucionar. Es por ello que a partir de esta semana empieza un contrarreloj. No puede ser un detonante, no puede ser una señal en contravía que ocasione choque de poderes, ni saberes; deberá ser una iniciativa pluralista, incluyente, que recoja las diferentes expresiones de la opinión pública y sobre todo que sea orientadora con toda la objetividad que necesita y requiere nuestro país.

La legitimidad numérica en las curules, en las bancadas, en los bloques los da la decisión de los electores. La legitimidad institucional la definen la Constitución y la ley; y cuando anuncia la Registraduría una curul y una elección, es difícil borrar ese acto fallado y dictaminado por la gente mediante la democracia.

Que cada representante a la Cámara y cada senador inspiren en la población el sentimiento de fiar, que la sociedad sea el fiador del Congreso, que ese voto expresado en las urnas no sea la calentura de un golpe de opinión inmediatista, ni el resultado de una compraventa de conciencia, ni la manipulación y la alteración o fraude ni mucho menos fruto de las amenazas de los grupos armados.

Para eso se hace necesario que las dos ramas del poder público, distintas al legislativo, contribuyan con la distancia respetuosa y el reconocimiento necesario para aproximarse al equilibrio tripartito.
Gran desafío se tiene desde el Congreso, luchando contra el ausentismo personal, contra las agresiones mutuas, contra las componendas. Gran reto de la Cámara y el Senado al iniciar este próximo período legislativo del 20 de julio; con independencia, con respeto, con carácter y con fidelidad a los compromisos superiores del pueblo colombiano. Si eso es posible, se estaría contribuyendo desde la individualidad con la recuperación de la imagen y de sus resultados legislativos. Si eso es así y si la comisión de sabios y expertos desde el principio pide opiniones e insumos a las diferentes expresiones con asiento en el Congreso de la República, nos estaríamos aproximando a un mejor momento político que se vería reflejado en lo económico y social.

Se deberá pensar en el blindaje del proceso electoral consultando a los conocedores del sistema; se deberá pensar en el voto obligatorio con excepción en zonas en conflicto, se deberá sancionar a los partidos que avalen personas sancionadas o sancionables; pero sobre todo se deberá encaminar la nueva reforma a permitirle a la gente que vuelva a creer.

elsagladys.com
senadoraelsagladys@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: