Costo de Oportunidad en lo Social

Entendiendo el costo como la cantidad que se paga por una cosa; y por oportunidad la conveniencia de tiempo y de lugar, se puede asegurar que la salud, la educación, la potabilidad del agua es la mejor inversión hablando del costo que se puede y se debe hacer en la comunidad.

En estas últimas semanas se ha reflexionado mucho sobre una posible reforma a la justicia, y creemos que el primer paso es descongestionar los despachos judiciales.

En buena hora se pronuncia la Corte Constitucional ordenando la unificación de los planes de salud, frenando la “tutelitis” y reconociendo a la salud como un derecho de la gente, independiente si es contributivo o subsidiado. El magistrado Manuel José Cepeda en su calidad de ponente de la decisión, con el acompañamiento de los magistrados Jaime Córdoba y Rodrigo Escobar han traído una de las mejores contribuciones a la justicia en el país. Justicia social y legal, hacer que se consolide como jurisprudencia el reconocimiento de los derechos y la inversión social como un mandato a los gobiernos, hará que la estabilidad judicial y los lineamientos impartidos sobre estos temas por mas de 16 años de vigencia de la acción de tutela, sean ya obligatorios. Más de 90.000 demandas en los últimos años y miles de fallos que se convirtieron en el mecanismo de defensa de los usuarios de salud sustentan este novedoso fallo que deberá regir y reglamentar internamente a las EPS y al sistema todo en el país, cuando se trate de atender la demanda de la ciudadanía al acceder a un médico.

Con frecuencia nos tenemos que referir a estos temas sociales y hoy propongo ubicar el costo de un buen servicio como la mejor oportunidad para reivindicar los derechos de la gente y la eficiencia del Estado.

Las barreras para acceder a los servicios sociales hacen que las desigualdades hagan crecer la pobreza. Hoy la tendencia en el mundo es garantizar la universalidad de un paquete mínimo de necesidades básicas para la gente más vulnerable. He venido trabajando con mi equipo en el seguimiento de las metas del milenio, pero creo que ya se debe ir más allá. En las coberturas de salud y educación Colombia ha venido avanzando mucho, pero hoy se hace necesario sumarle a la universalidad, gratuidad, la calidad y la humanización.

La meta del 2010 para la cobertura universal en salud no se debe aplazar, no existe justificación fiscal ni ética para aplazar el derecho más elemental y más fundamental “salud y vida” ojalá que los incidentes de desacato desaparezcan, ojalá que se imponga en la administración pública la distribución equitativa del presupuesto.

No hay justificaciones para que se muera la gente por falta de atención o por desnutrición. Una forma de violencia es negar un derecho, una manera de discriminación es clasificar los servicios de salud por estatus sociales, una amenaza contra el avance de la humanidad es desentendernos de algo que está en nuestra manos mejorar y el acceso justo a la salud es posible, entendiendo que no hay grandes costos, cuando se brinda la oportunidad de una vida.

elsagladys.com

senadoraelsagladys@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: