El valor de un ambiente sano

Un ecosistema es el conjunto compuesto por todas las formas de vida que lo habitan y pertenecen a él, formando un perfecto equilibrio natural.

Así como cada ecosistema es único, y no existen normas ni teorías válidas que puedan estructurar una política global sobre esta materia, podemos afirmar que el compromiso de cada persona, de cada comunidad, de cada país frente al respeto por el medio ambiente y la recuperación de nuestros bosques y parques naturales, debe ir acorde con las vocaciones, acciones, tradiciones de cada sociedad local.

Hemos radicado en el Senado de la República un proyecto de ley que busca proteger, conservar y recuperar ecológicamente los ecosistemas forestales naturales. Buscamos no solamente proteger los páramos para conservar el origen del agua, se busca proteger los ecosistemas, crear conciencia, delimitar el interés en la explotación minera y sus contradicciones frente al crecimiento económico.

Entendemos que Colombia como país, ni nuestras mentes en lo individual, nos podemos aislar de las demandas y de la dinámica industrial y comercial del mundo; pero sí creemos que como nación tenemos un gran patrimonio ecológico y natural por el que debemos luchar en una gran cruzada pluralista, pluriétnica, pluriterritorial.

La redistribución presupuestal deberá invertir más en las zonas naturales del territorio y con incentivos, reglamentaciones ambientalistas y mejores oportunidades, generemos en aquellos habitantes paz y desarrollo sin exclusiones. No se trata de permitir que intereses externos obstaculicen el acceso a nuevas vías de cara a la competitividad, pero sí de hacer desarrollo con respeto al bienestar ambiental y animal que directamente tiene que ver con el desarrollo humano de comunidades nativas y extranjeras.

Según la ONU “todas las personas del mundo dependen por completo de los ecosistemas de la tierra y de los servicios que estos proporcionan, como los alimentos, el agua, las enfermedades, la regulación del clima, la satisfacción espiritual y el placer estético.” El costo beneficio de la transformación de los recursos naturales, es una discusión en la que actuando con pudor y vergüenza, tendríamos que aceptar la iniquidad para muchas poblaciones del mundo. Es así como se requiere incluir en las estrategias del cumplimiento de las metas del milenio en general, la conservación de los ecosistemas y prepararnos de manera real para erradicar el hambre y la pobreza, mejorar la salud y aproximarnos al bienestar.

Si el ambiente es el patrimonio común se convierte en deber superior del estado su regulación y reglamentación, como también debe ser el mínimo de entendimiento entre los humanos, ciudadanos y ciudadanas que asumamos desde cada individualidad respetar el medio ambiente, reciclando desde la casa, contaminando menos en nuestros consumos diarios, implementando reglas mínimas y practicas máximas en el día a día imponiéndonos una conciencia por el verdadero valor del ambiente sano.

elsagladys.com

senadoraelsagladys@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: