CONSTANCIA DE LA BANCADA DEL PARTIDO CAMBIO RADICAL DE COLOMBIA PARA LA SESIÓN PLENARIA DEL DÍA 9 DE ABRIL DE 2008

El proceso de paz en Colombia, ese esfuerzo sincero del Gobierno colombiano al contribuir a la erradicación de la impunidad; Este camino por el que optó Colombia, ha hecho que sean los congresistas los llamados a enfrentar un proceso de sinceridad, verdad y de crisis.

Todo lo que toca fondo, sale a flote. Lo primero que queremos decirle al país, es que este Congreso ha sido respetuoso de la institucionalidad, de la legalidad y de la legitimidad de la Rama Judicial.

Hace legitimo al Congreso, no sólo su origen popular y democrático, sino también su respeto por el Estado representado en la Honorable Corte Suprema de Justicia, y lo hace legitimo el hecho de estar tramitando en medio de tantos cuestionamientos una reforma política con severas sanciones a los partidos que no cuiden con cautela y diligencia la elaboración de sus listas, las coaliciones y los avales a cargos unipersonales.

Es legítimo este Congreso, cuando abre los espacios para la discusión democrática y llama hoy a los partidos a rendir cuentas de cara al país, enfrentando y reconociendo que nos hemos equivocado muchas veces y desafortunadamente se ha esquivado la realidad de construir un protocolo de ética pública y un compromiso de no volver a incurrir en lo mismo.

La gente perdona las equivocaciones pero no las mentiras, ni las complicidades. Digámosle al país, que lamentamos lo que está ocurriendo y que desde esta célula democrática, estamos en disposición de luchar por la verdad hacia el camino correcto. Que esto no vuelva a ocurrir; y que esa promesa, nos comprometamos a cumplirla.

El pueblo Colombiano tiene un inmenso acumulado de resentimientos hacia el Congreso; en este momento de crisis, están saliendo a flote todos esos sentimientos de frustración. Es por ello, que le debemos decir a Colombia que quienes ostentamos las curules de los diferentes partidos políticos, estamos dispuestos al examen de la verdad y a ser consecuentes con la crisis, haciendo de ello la mejor oportunidad para volver a empezar.

La recuperación de la confianza es nuestro desafío; invitamos a nuestros colegas, desde las acciones y desde la responsabilidad, a asumir el papel honroso de ser Congresista sin ausentismos, sin sectarismos, sin persecuciones y sí con esa conducta ejemplar que quiere y exige Colombia de sus dirigentes, sumado a una unidad de cuerpo que nos permita exigir respeto.

Este Congreso está compuesto por la diversidad; cada uno de nosotros y nosotras somos un pedacito de cada una de las regiones, de nuestra nación. El Congreso actual, el anterior y el que le sigue, es y seguirá siendo la expresión de la sociedad colombiana, que está llamada en un acto de madurez política a pensarlo dos veces antes de ir a las urnas y depositar su voto para elegir su próximo Congreso. Por lo pronto, debemos asumir la responsabilidad de mejorarnos y mejorar; de tramitar una normatividad estricta en el marco de la Reforma Política y de fortalecernos como institución legislativa de la nación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: