CONSTANCIA PARA LA SESIÓN PLENARIA DEL DÍA 25 DE MARZO DE 2008

Dejo expresa constancia que esta intervención está totalmente distante de cualquier discriminación de genero o entre genero. Qué nada tiene que ver con condiciones regionales, étnicas o ideológicas. Qué durante toda mi vida he defendido los derechos de las mujeres, de las minorías y que he luchado por la construcción de una cultura de respeto por las diferencias.

Con base en lo anterior, quiero pedirle a mis compañeros (as) congresistas, una vez leída y analizada esta constancia y producto de una reflexión madura y con alma de País, se abstengan de emitir juicios y generalizaciones contra las instituciones colombianas; con énfasis, contra el Congreso y el Presidente.

Es imposible, como colombiana y Congresista, mantenerse lejano a las polémicas declaraciones que han proferido algunos congresistas en el transcurso del ultimo año, bien sea para atacar al Gobierno o al Congreso de la República, corporación a la cual pertenecen.

Oír en los medios de comunicación, nacionales e internacionales, frases llenas de injurias, calumnias y todo tipo de lenguaje violento y coloquial contra nuestras instituciones es para nosotros un asunto que debe preocuparnos y sobre el cual debe llamarse la atención a fines de corregir este tipo de conductas, más cuando se pertenece a una ellas.

Respetando el derecho Constitucional de la “Inviolabilidad Parlamentaria, creemos que independientemente de la posición política en la que un congresista se encuentre, gobiernista o de oposición, debe mantener siempre una posición mesurada y evitar este tipo de declaraciones públicas que más que generar cambios positivos o solucionar problemas tienden a derivar en la generación de discordia al interior del Congreso de la Republica e incluso, del mismo país.

Esta costumbre de emitir comentarios incendiarios “es propia de un paradigma dualista, cartesiano y maniqueísta, que ve las partes y no el todo, genera divisiones en vez de sumas, impide valorar los aportes y riqueza de las diferencias, genera separaciones en vez de unión, odiosidad en vez de cercanía, impide la emoción de la gratitud a los diversos aportes, y normalmente no vemos los efectos y empobrecimiento que genera esta forma de mirar el mundo y de comunicarnos”[1].

Tan cierta es esta aseveración que ya se ha visto y sentido el rechazo del pueblo a esta particular forma de expresión; qué quede claro que repudiamos toda forma de violencia y condenamos abiertamente todos los ataques y amenazas contra la integridad física de cualquier congresista, derivados de sus posturas ideológicas y declaraciones; sin embargo, este tipo de expresiones ponen de manifiesto la inconformidad del pueblo colombiano ante tal tipo de aseveraciones infames.

No se pretende en ningún momento que los Senadores (as) cambien su postura y opten por acatar la posición del Gobierno; tan solo pedimos que moderen su lenguaje a todas luces irrespetuoso y grotesco, cuando se refieran al Gobierno o al Congreso colombiano.

Si bien es cierto que los Congresistas contamos con la garantía constitucional de la “Inviolabilidad Parlamentaria”, debe recordarse que ese derecho no es omnímodo. Cómo todo derecho constitucional tiene alcances y limitaciones, razón por la cual debe ser usado con prudencia y dentro del contexto para el cual fue ideado: la actividad legislativa.

En la sentencia de la H. Corte Constitucional SU 047 de 1999, M. P. Dr. Carlos Gaviria Díaz y Dr. Alejandro Martínez Caballero, se ha dicho al respecto:

“4. ALCANCE DE LA INVIOLABILIDAD. Desde 1886 la inviolabilidad no era absoluta, teniendo como cortapisa un control reglamentario que, tratándose de opiniones expresadas en ejercicio de las funciones parlamentarias, no podía ir más allá de la disciplina interna que el
reglamento del Congreso establecía. Hoy tiene el mismo límite interno, pero, adicionalmente no puede afectar el núcleo esencial de los derechos fundamentales.

4.1- La Corte Constitucional, al referirse al artículo 185 C.P., especialmente a la inviolabilidad del voto, precisó:

“Dicha inviolabilidad consiste en que un congresista no puede ser perseguido en razón a las opiniones expresadas durante el curso de su actividad parlamentaria ni por los votos que emita, como dice la norma, en ejercicio del cargo. Es una institución que nace con el parlamento moderno y que busca garantizar la independencia de éste frente a los otros poderes, especialmente frente al poder Ejecutivo. Pero en manera alguna puede interpretarse el artículo 185 en el sentido de que la inviolabilidad signifique una excepción al principio general de la publicidad de los actos del Congreso, ni, menos aún, implique inmunidad judicial. Para que el legislador sea inviolable por sus votos y opiniones no se requiere que éstos se mantengan bajo reserva. Por el contrario la inviolabilidad o inmunidad cobran sentido justamente frente a un acto y un juicio públicos.

La Corte reconoce pues el valor trascendental que reviste la inviolabilidad de los congresistas. Como se ha dicho, esta garantía tiene por objeto asegurar la independencia de los congresistas frente a las interferencias de los demás poderes del Estado y su cumplimiento, por consiguiente, es prenda del correcto funcionamiento de la democracia. La inviolabilidad, sin embargo, no puede entenderse por fuera de su misión tutelar propia, pues, de otorgársele una extensión ilimitada, no seria posible deducir a los congresistas responsabilidad política, penal y disciplinaria en ningún caso. Lo artículos 133 (responsabilidad política del congresista frente a sus electores), 183 (responsabilidad del congresista por violación del régimen de incompatibilidades, inhabilidades y de conflicto de interés, destinación indebida de dineros públicos y tráfico de influencias), 185 (responsabilidades disciplinaria) y 186 (responsabilidad penal) de la Constitución Política, imponen al congresista una serie de deberes que se proyectan en el ejercicio de su función pública de emisión del voto, la cual no puede ponerse al servicio de propósitos y objetivos que la Constitución y la ley repudian. (Subraya la Sala).

La finalidad de la mencionada inviolabilidad, es garantizar el control político; todo lo que no corresponde a esa función, e invade derechos ajenos, se cataloga como abuso. Queda así explicada otra de las razones para la limitación del citado derecho.”. (M. P. Dr. Alejandro Martínez Caballero).

De lo anteriormente transcrito se desprende, claramente, el criterio jurisprudencial fijado por la Corte Constitucional en diversos pronunciamientos judiciales, en donde se destaca que si bien es cierta la existencia de la inviolabilidad de los congresistas por las opiniones y votos que emitan en el ejercicio de su cargo, como una garantía institucional del control político que tienen sus miembros, en los términos contemplados en el artículo 185 constitucional, ello no indica que dicha responsabilidad sea de carácter absoluto y pueda extenderse, además, a aquellas conductas o hechos punibles en que incurran sus miembros, bien en el ejercicio de sus funciones o cuando actúan en desarrollo de actividades que no guardan relación con el cargo que desempeñan”.

Nos queda claro cómo dicha inviolabilidad no puede ser usada para calumniar e injuriar el buen nombre de toda una respetable institución como lo es el Congreso de la Republica o mancillar el nombre del Presidente de la República por fuera de los espacios de discusión consagrados para tal fin, como lo son las sesiones en el Congreso. Por tal razón, quiero en forma cordial solicitar a los honorables Senadores (as) un poco más de mesura y control en sus declaraciones.

ELSA GLADYS CIFUENTES ARANZAZU

Senadora Partido Cambio Radical


[1] Herrera, Raúl. Hablar mal para diferenciar, un paradigma usual. http://geho.blogspot.com/2006/03/hablar-mal-para-diferenciar-un.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: