COMUNICADO DIA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL

En el marco del día Mundial de la Salud Mental, la Senadora Elsa Gladys Cifuentes Aranzazu, realizó un conversatorio con varios lideres comunales buscando la sencibilización y mostrando la importancia de la salud mental en este momento difícil y de tención para la sociedad; recordó la dirigente que en este momento se viene adelantando una campaña denominada “Convirtiendo la salud mental en una prioridad global – mejorando los servicios a través de la reivindicación y la acción ciudadana”.

En el taller ciudadano se planteó la respectiva problemática sobre la que se hace necesario hacerla visible y priorizarla en la agenda pública siendo una realidad que en los últimos tiempos, se ha dado la intensificación de fenómenos que se han convertido en problemas de salud pública como el aumento en el consumo de sustancias psicoactivas, la violencia intrafamiliar, la violencia sexual, el estrés, la depresión, la intolerancia social, la violación de derechos humanos, la emergencia de formas de violencia instrumental y violencia impulsiva como los ajustes de cuentas, las pandillas, las riñas, el aumento de las enfermedades infecciosas transmisibles y los trastornos mentales, entre otro. Esto demuestra que estamos asistiendo a una recomposición de la vida en sociedad que nos obliga a replantear nuestros patrones de convivencia y nuestros proyectos comunitarios de vida. Así lo demuestran estudios mundiales[1] que señalan que aproximadamente 450 millones de personas padecen cada año trastornos mentales, lo cual implica que una de cada cuatro personas ha padecido un problema mental o de conducta, al menos una vez en la vida. Igualmente, se ha identificado que la prevalencia de los trastornos mentales irá en aumento, así como también la diversidad en sus manifestaciones. En Colombia, el Estudio Nacional de Salud Mental[2], encontró que alrededor de ocho de cada veinte colombianos, tres de cada veinte y uno de cada catorce presentaron trastornos psiquiátricos alguna vez en la vida, en los últimos doce meses y en los últimos 30 días, respectivamente. Otros resultados del mismo estudio muestran como el 40.1% de los colombianos ha tenido alguna vez un trastorno mental, derivado de la falta de afecto o por el uso de sustancias psicoactivas. Las mujeres son mayormente afectadas por los episodios depresivos, al contrario de los hombres donde prevalecen los episodios maniacos. Así mismo, el estudio mostró que cinco de cada cien hombres y una de cada cien mujeres ha intentado suicidarse en los últimos doce meses.

Todo este panorama muestra la necesidad y urgencia de trabajar en pro de la Salud Mental para toda la población, reconociendo que:

La enfermedad mental tiene una alta prevalencia y un gran impacto negativo en las personas, sus familias y la sociedad.

Es indispensable contar con recursos humanos, económicos, sociales, políticos y legislativos necesarios para garantizar el acceso al tratamiento en salud mental, pero también para desarrollar estrategias de alto impacto en prevención de la enfermedad mental y promoción de estilos de vida saludables.

Es necesario que el país cuente con una política de salud mental con fuerza de ley, a través de la cual el Estado desarrolle estrategias y planes de prevención de la enfermedad mental y disponga los recursos y la coordinación de servicios para mejorar la atención en salud mental

Es indispensable incidir en las políticas públicas de salud para que se incorpore de manera obligatoria la prevención y atención de la enfermedad mental, así como la promoción de hábitos de vida saludables

Por todo lo anterior, el pasado mes de mayo, presenté ante el Congreso el Proyecto de ley de Salud Mental que tiene por objeto “garantizar el derecho a la salud mental de todas las personas que habitan el territorio colombiano”, reconociendo que son derechos de todas las personas respecto a su salud mental:

a) El respeto a la vida, la dignidad, la autonomía, el libre desarrollo de la personalidad y la inclusión social, tomando en consideración la importancia de los vínculos familiares, sociales y el bienestar individual y colectivo de las personas y las comunidades.

b) A no ser víctima de discriminación ni exclusión por razones de su enfermedad mental.

c) A contar con la información, los procedimientos y los recursos que requieran para acceder a una promoción de la salud mental y prevención de la enfermedad mental

d) A recibir una atención primaria en salud mental, basada en fundamentos científicos ajustados a los principios éticos y sustentada en evidencia emergente obtenida del propio contexto social en el que se encuentren las personas.

¡En estas fechas debemos unir nuestras voces en torno a esta reflexión, reconociendo que la salud mental es un asunto de todos, por tanto debemos promoverla desde todos los espacios sociales como las ONGs, los grupos comunitarios, el sector educativo, el sector político, la academia y el gobierno!


[1] Jané-Llopis, Eva. La eficacia de la Promoción de la Salud Mental y la Prevención de los trastornos mentales, Centro de la Investigación para la Prevención, Universidad de Nijmegen, Holanda, 2003

[2] Ministerio de la Protección Social. Lineamientos de Política de salud mental para Colombia, 2005.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: