CUOTAS

En la última plenaria del Senado de la República se escucharon voces reveladoras sobre lo que esta pasando en la intimidad del alma nacional.  Sobre un mismo tema escuchamos a congresistas integrantes de sus bancadas con posiciones encontradas.  Así , por ejemplo frente la pirámides como negocio ilicito, trataron de señalar y de culpar al gobierno por que estaba interviniendo y judicializando a los representantes y captadores; al tiempo también criticaban y señalaron por no haber actuado antes, por las movilizaciones sociales o por controlarlas, por las marchas indígenas, por las protestas de los estudiantes y en medio de unas intervenciones airadas de algunos integrantes de la oposición y de las mismas bancadas de gobierno, se llego al punto que hoy nos ocupa.

“Garantia de los derechos de representación política de las mujeres”. Proyecto de acto legislativo 03-2008.  No entendimos por que no hubo un pronunciamiento unificado de las bancadas, pero si escuchamos con horror y pánico social la intervención de unos “señores” padres de la patria que al referirsen al género femenino hacían comentarios desafortunados, desobligantes y llenos de un contenido de irrespeto y agravio; invito a los lectores y dolientes  de la igualdad y de la inclusión a pedir las grabaciones en video de esas intervenciones, inspiradas en las épocas del oscurantismo y la inquisición.  ¿Cómo es posible,que después de mas de 12 años de vigencia y de gobierno constitucional de la Carta Magna de Colombia que define en sus principios el derecho a la igualdad y el respeto por la diversidad y la diferencia, nos encontremos expresiones machistas con voceria propia y silencio de sus partidos y en medio de ofensas se resistan a reconocer con rango constitucional el legitimo derecho de una población que supera el 52% y que participa electoralmente con mas del 60%?

Se debe reconocer que la conciliación acordada de una participación del 30% en la elaboración de todas las listas a corporaciones públicas en las próximas  contiendas electorales representa un avance importante para el liderazgo femenino en el marco del país  democrático; pero quedan los coletazos del machismo, de la cultura patriarcal y de la lucha por el poder.  Claro, el poder no se regala y en el inconsciente de algunos “señores” es muy difícil generar las condiciones para que el poder sea entre iguales, y se resisten ver a una mujer en la toma de decisiones reales del Estado.

Falta que pasen mas cosas, que veamos mas deterioro social ,que se tome mas conciencia para acatar la recomendación  de algunos que aproximándose a la sabiduría afirman,que hay que poner y disponer condiciones de igualdad y se puedan ver mas mujeres al timón.

Mujeres:  Si representamos mayoría en la participación electoral, si somos más las mujeres que votamos, por que elegimos a  quienes nos siguen poniendo obstáculos y barreras frente a la construcción de una sociedad mas justa?  Por que si nosotros elegimos; no tenemos una estructura del estado y de la conciencia colectiva mas justa y equilibrada? será entonces que nos equivocamos? Y será que cuando se nos alza la voz, nos intimidan y acudimos al silencio cómplice para evitar que las niñas y adolescentes puedan encontrar mañana un medio que no las comercialice ni promocione por su condición física y en cambio puedan ver reinados y publicidad democrática que promuevan el conocimiento, la investigación, la creatividad y las condiciones de igualdad?

No se quiere plantear una discusión personal con nadie, pero  si quiero expresar un profundo respeto por los otros, por quienes fueron criados y educados en esa cultura machista, pero a esos “señores” se le pide respeto y se les invita a reflexionar por el país que sueñan para sus hijas, y nietas, esas niñas que seguirán  teniendo la opción de seguir soñando con las mejores modas y vestir y ser la esposa o la otra; y de ser el ama de casa abnegada y buena contadora de las finanzas domesticas y de las líneas de expresión en sus rostros con huellas de dolor, de sufrimiento, de maltrato; y si cuenta con eterna suerte ser la reinita del hogar marginada del conocimiento y de las realizaciones.

Todo en la vida es una opción;  es una opción respetada pero no compartida, seguir silenciándonos  frente a las discriminaciones; pero también es valida la posición de quienes pensamos que los votos y la participación de las mujeres tienen que representar  escaños y curules, cargos de poder y de decisión y creemos que tenemos que dar un paso cualitativo; y ya no será  solo la lucha por cuotas si no por ubicación paritaria en las listas, condiciones de elegibilidad con financiación a la capacitación de los liderazgos femeninos y el empoderamiento de las nuevas generaciones frente a los valores que deben regir las democracias. El respeto.

elsagladys.com

senadoraelsagladys@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: