¿Cómo hacer de la crisis una oportunidad?

COLOMBIA no es ajena al nuevo orden económico mundial que ha visibilizado la crisis que desde el 2007 viene afrontando el país del norte, con una desaceleración económica que se agudiza en el 2008 en el llamado septiembre negro (crisis de la banca mundial ) y que hace tránsito rápido hacia la recesión que se propagará en el sistema financiero internacional y cuyos mayores efectos se ven en la capacidad productiva, originando mayores tasas de desempleo, menores ingresos y por ende disminución en la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos.

Pese a que muchos piensan que estar al borde del caos es una condición que no se quiere afrontar por sus connotaciones negativas, es precisamente éste el que nos permite movernos para encontrar los puntos más críticos de cambio, esos que están en los umbrales o límites de la acción y que se activan cuando nos aferramos a certidumbres que no queremos soltar.
Los colombianos tenemos una gama abierta de posibilidades para afrontar los nuevos retos económicos que se nos plantean, debemos abrirnos paso al comercio internacional en la venta de productos y servicios que sólo se producen en nuestro país.

Es necesario seguirle apostando a las políticas de Estado que fueron pensadas desde la Visión Colombia 2019 y desde donde se tiene claro hacia dónde queremos encaminar el país, estas propuestas tienen mucho que ver con las inversiones que se vienen haciendo para lograr que cada uno de los municipios entre en la propuesta de Agenda de Conectividad (ejercicio por cierto muy juicioso y responsable) que el gobierno nacional, como política de Estado, ha trazado para elevar los niveles de competitividad.

En la medida en que los empresarios se capaciten y conozcan las tendencias tecnológicas mundiales, mucho más fácil será su introducción a los mercados internacionales. Y cuando se habla de los mercados internacionales se debe pensar en que el tema de comercio exterior es de doble vía. Si esperamos a exportar, en qué capacidad estamos de importar. En ello se basan las negociaciones en el tema ALCA y TLC. Recordemos que si no nos interesan los mercados externos, sí habrá mucho competidor en nuestro “vecindario” que se interese.

El nuevo orden mundial nos exige dirigentes emprendedores que estén en permanentes procesos de observación, dispuestos a descubrir nuevos saberes; trabajo flexible desde la dinámica de la adaptación en todos los entornos; fortaleciendo el principio de interconectividad universal y asumiendo el aprendizaje permanente como el reconocimiento de las posibilidades donde otros no las ven, logrando de esta manera una mente generativa y adaptativa para el cambio.

elsagladys.com

senadoraelsagladys@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: