SOLIDARIDAD, COHESIÓN Y TRABAJO EN EQUIPO RECLAMA LA SENADORA ELSA GLADYS CIFUENTES CON EL PROYECTO POLÍTICO DE ÁLVARO UIRIBE VELEZ

Los partidos políticos que se beneficiaron de la popularidad y apoyo nacional de nuestro presidente, aquellos congresistas que se cubrieron de la bandera, el carisma y liderazgo de Uribe; hoy deben con decisión y entereza apoyar al gobierno y la agenda legislativa que permita avanzar  el cumplimiento de las propuestas del plan de desarrollo.

Hacemos parte de un ideario respaldado por los colombianos. Se hace necesario que recompongamos las mayorías no solo para ganar un “pulso” electoral, sino también para acatar lo que representamos y lo que espera el país de la coalición de gobierno.

Es cierto que el Congreso de la República ha perdido credibilidad y confianza del electorados, dados algunos periodos críticos durante su historia, la intromisión de narcotráfico en la política, los problemas de corrupción administrativa y financiera, la vinculación de senadores y representantes con paramilitares y guerrilleros y las crisis de los partidos han sido cíclicas dadas las condiciones del país.

Los síntomas de esta crisis en la que nos encontramos se venía avizorando desde tiempo atrás cuando no se le otorgaron facultades al canciller y al Ministro de Defensa encargado, cuando no se dio vía libre a tiempo al referendo y se dilataron proyectos; estas señas son prueba clara que hay que salirle al paso a la crisis, y no es pidiendo prebendas, ni con retaliaciones; no es con indiferencia ni despotismo. La gobernabilidad de las tres ramas del poder público deben contar con el suficiente respeto, autonomía e independencia que legitimen la investidura de un Congreso serio y comprometido con las necesidades actuales; atendiendo con oportunidad y confiabilidad las reclamaciones y las soluciones que hoy necesita el país.

La coalición de gobierno debe unirse hoy aun más y rodear al señor Presidente de la República que ha dado muestras claras en su nueva forma de hacer política. El presidente Uribe con su popularidad y credibilidad pudo haber incidido en la elección de las mesas directivas del Congreso pero lo que nos dio fue una altísima dosis de respeto y eso es lo que nos tiene que hacer reflexionar.

Cohesión,  adecuada interpretación del querer popular, sensatez y corresponsabilidad en la reconstrucción de la fe y de la confianza en la institucionalidad colombiana es lo que requiere hoy el ejercicio del liderazgo democrático.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: